Anexo 3. El Hombre de Vitruvio de Giacomo Andrea de Ferrara

En 2012 Claudio Sgarbi publicó un artículo en el cual presentaba los resultados de su trabajo sobre un infolio que había pasado desapercibido para los investigadores. Se trata de una representación del canon del Hombre de Vitruvio, hallada en la Biblioteca Comunale Ariostea de Ferrara, junto a una copia anónima de los Diez Libros de Arquitectura escritos por el arquitecto romano Vitruvio y otros dibujos, prácticamente idéntica a la de Leonardo[1]. Sgarbi descubrió que había sido realizada por Giacomo Andrea. Lo poco que sabemos de él es por Luca Pacioli, autor del tratado sobre la Divina Proporción, quien lo describe como un joven arquitecto, experto en la obra de Vitruvio, que era un gran amigo de Leonardo. También Leonardo menciona en sus notas una cena que tuvo con él en 1490, precisamente el año en que sale a la luz su representación del canon según Vitruvio.

Como se puede ver, la disposición de las figuras del círculo y del cuadrado es la misma que la que estableció Leonardo para el canon de Vitruvio (Figura 55). Incluso la medida del cuadrado que es igual a la altura del hombre del canon es la misma en los dos casos: 180,00 mm, lo que resulta muy significativo pues ambos emplearon la misma escala, lo que significa que partieron del mismo sistema métrico. Este dato viene a reforzar la validez del escalado de la imagen digital del folio que hemos empleado para realizar el análisis geométrico de la representación de Leonardo.

 

Fig. 55. Hombre de Vitruvio de Giacomo Andrea, Biblioteca Ariostea, Ferrara (Cart. Sec. XVI, Fol. Figurato, Classe II, N. 176, Fol 78V).

 

Como se puede apreciar en la siguiente imagen, extraída del estudio de Claudio Sgarbi, las correspondencias entre las dos composiciones son más que evidentes (Figura 56).

 

Fig. 56. Imágenes superpuestas del Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci y de Giacomo Andrea. Ilustración realizada por Matthew Edward.

 

El folio que utilizó Giacomo es algo más pequeño que el de Leonardo. Mide 214,00 x 302,00 mm. Es significativo, pues son prácticamente las mismas dimensiones que las de un folio del actual formato DIN A4. Giacomo se anticipó en cinco siglos al estándar que emplea nuestra moderna industria papelera. Lo más interesante, sin embargo, es que en el formato del folio empleado es exactamente el mismo que el que escogió Leonardo: un  un rectángulo igual a la raíz cuadrada de 2; lo que vendría a demostrar la validez del trazado en función de las proporciones del folio que hemos desarrollado en este trabajo. Como se puede ver, otro detalle significativo es el escalado que hizo Giacomo Andrea de la figura del hombre del canon a partir de las dimensiones del folio para llegar a la imagen final, lo que demostraría que tanto él como Leonardo consideraban el marco de trabajo como una parte fundamental para realizar el trazado del hombre del canon.

En las siguientes imágenes, extraídas también del estudio de Claudio Sgarbi, se puede ver cómo Giacomo escaló la figura del hombre del canon proyectándola sobre un folio de las mismas dimensiones para, a continuación, reducir su tamaño a la mitad (Figura 57).

 

Fig. 57. Proyección y escalado de la figura del Hombre de Vitruvio de Giacomo Andrea.

 

Demasiadas coincidencias. Es muy probable que Leonardo se inspirase en la ilustración realizada por Giacomo o incluso que hubiesen trabajado juntos en el estudio del canon de Vitruvio, pues no solo la disposición de las figuras del círculo y el cuadrado son idénticas, sino que además la escala también, pues el cuadrado en el cual se inscribe el hombre del canon mide 180,00 mm en los dos casos, una magnitud que, como hemos visto, se obtiene a partir del sistema métrico descrito en el tratado de arquitectura del ingeniero romano.

 


 

[1] http://www.canonvitruviano.com/pdf/Claudio Sgarbi - All’origine dell’Uomo Ideale di Leonardo.pdf.